El Metaverso ha llegado

El metaverso ha llegado y seguramente, como tantos fenómenos disruptivos, quedará entre nosotros. La pandemia y el confinamiento han dado lugar al avance de experiencias digitales que ya están generando cierto revuelo.  Hoy, existe un universo digital en vivo que permite a los individuos contar con presencia, espacio, participación, comercio y economía. Todo esto genera un incipiente impacto social. Quizás algunos se sorprendieron ante la venta de una obra de arte digital en más de 69 millones de dólares, pero esto es una muestra del cambio en nuestras prácticas con respecto al mundo digital.

El desarrollo de los videojuegos ha permitido en los últimos años que muchas personas puedan interactuar en forma sincrónica.
La interactividad y el acceso a experiencias digitales (juegos, plataformas) a partir de distintos dispositivos y el uso de avatares nos aproximan a la comprensión de este concepto.

Algunas aproximaciones al metaverso.

El metaverso, un mundo completamente virtual ha nacido y está evolucionando de manera que cambiarán las experiencias en Internet.  El objetivo apunta a lograr una mejor interacción. Un ejemplo, son las llamadas experiencias de “Inmersión” en las video conferencias, en las que se simula un auditorio con el propósito de mejorar el trabajo de los grupos y la interacción social.
Otro ejemplo de mejora de nivel de interacción, puede ser el de conciertos en donde el artista, convertido en avatar, pueda dar su show en un escenario virtual. Como por ejemplo el concierto de John Legend:

A medida que el metaverso sea compartido por más personas, este irá en evolución. Es decir, iremos trasladando aspectos del mundo físico a ese espacio virtual.  La Realidad Virtual y Realidad Aumentada nos han ido acercando a una idea de ese futuro digitalizado.
Existen experiencias previas a todo esto, como Second Life o Virbela, que permiten establecer diferentes relaciones a partir de avatares. El caso de Virbela es interesante, ya que propone experiencias educativas en un mundo totalmente virtual.
La empresa Epic Games lleva la delantera a partir del desarrollo de Fortnite. Este juego ha creado un ecosistema virtual y busca ser el centro de innovación que cambiará también al cine y a la TV en los próximos años. Plantean también el desarrollo de humanos digitales, de manera tal que no podamos distinguir si son reales o avatares, algo que dará lugar a muchos debates.

En pocos años estas tecnologías modificarán la manera en la cual interactuamos en Internet y las Redes Sociales.  Las experiencias serán totalmente diferentes a lo que conocemos al día de hoy porque definitivamente el metaverso ha llegado.