Inteligencia Artificial en Educación… ¿La nueva vedette?

De más está ya mencionar los alcances de la tecnología en distintos aspectos de nuestra vida.  Hace unos días pude ir a Japón representando al Colegio Ward y tuve la suerte de llegar al Espacio Sony, en el moderno barrio de Ginza.  Allí me encontré con el famoso Aibo, un perro robot, que me sorprendió por la interacción que logra con las personas.  Claro, Aibo ha sido desarrollado con un sistema que le permite aprender y desarrollar su propia personalidad.  Dotado de una cámara en su hocico y ojos Oled con capacidad de lograr el parpadeo, puede reconocer rostros y el entorno en donde se mueve.  Puede aprender a seguir órdenes y su “comportamiento” nos resultará casi como el de los perros de carne y hueso.

La marca ha iniciado su comercialización en este mes y seguro será un éxito.  Eso me llevó a pensar en la IA (Inteligencia Artificial) y en otros ámbitos en donde podemos ver su desarrollo.  Particularmente en el mundo de la educación.

Inteligencia artificial en Educación.

Si bien los avances de la tecnología suelen llegar con mayor resistencia al ámbito educativo, ya podemos ver algunos ejemplos de la IA en Educación.

Lo primero que vino a mi mente es el uso de los chatboots, es decir, un software capaz de responder algunas inquietudes sobre un tema determinado.  Pienso que sería de ayuda para el estudiante, ya que podría realizar su tarea, recibiendo asesoramiento por parte de este sistema.  Un claro ejemplo de este uso es el de la aplicación “Hablar” para el aprendizaje de idiomas (disponible para IOS).

En la misma, el estudiante debe usar el micrófono y seguir una conversación en el idioma que estudia.  El soft analiza las palabras y acento y marca las que son “correctas” de un color y las incorrectas vuelven a practicarse.

Es prematuro al día de hoy hacer un análisis, pero creo que debemos estar preparados para el mismo, ya que hay diversos intentos en sistematizar este tipo de tecnologías en educación.  Un ejemplo es la plataforma Zoomi que busca establecer perfiles de los estudiantes partiendo de sus interacciones y que además, es capaz de adelantar o predecir cómo va a rendir el mismo en el futuro.

Será importante dejar en claro que todo aquello que permita la mejora de los aprendizajes y la experiencia educativa es bienvenido.  Por eso, considero necesario remarcar que toda tecnología sirve como complemento de la actividad educativa, pero debe servir para humanizar nuestras prácticas.  Esto último nos tiene que permitir acercarnos más al humano que tenemos en frente, conocer sus necesidades, sus debilidades y fortalezas, para poder encarar la actividad docente en forma personalizada sin dejar de lado el carácter social del acto educativo.

 

Licencia de Creative Commons
Inteligencia Artificial en Educación… ¿La nueva vedette? by Ramiro Massaro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.